Tal y como marca el mapa de emprendimiento de 2018, las startups españolas se han hecho más fuertes: el 66% de ellas sobrevive al primer año; y Madrid y Barcelona encabezan las ciudades españolas donde se desarrolla la mayor actividad empresarial en materia de emprendimiento.

Todos conocemos y hemos incorporado a nuestro día a día la oferta y las soluciones que las startups más potentes nos ofrecen; pero si se hiciera un ranking de las 5 startups más punteras de España, Glovo y Cabify quedarían a la cabeza. Seguidas de Wallapop, Wetaca y Citibox.

Pero, ¿qué es una startup exactamente y que la diferencia de otro tipo de empresas? ¿Son startup todas las empresas de nueva creación?

Startup es una empresa emergente y escalable, es decir, con grandes posibilidades de crecimiento en el mercado y que normalmente respalda una idea innovadora que aporta un nuevo valor al mercado.

 

Principales características de una startup

 

Nueva creación

Una startup es un proyecto nuevo en etapa de desarrollo. Sin embargo, el concepto de startup está muy ligado a muchas otras más características que al tiempo. Una empresa puede ser una startup gracias a su modelo de negocio, forma de funcionar y su carácter tecnológico.

El entorno donde se traza y se desarrolla la idea es fundamental, necesitamos buscar el ecosistema adecuado para que el negocio camine paso a paso hacia el éxito. A día de hoy hay muchas opciones donde comenzar a desarrollar un proyecto, como las Incubadoras de startups. Empresas que ayudan a desarrollar un proyecto en su fase inicial y sobre esa base crean una idea de negocio. Aceleradoras de startups, acogen startups que ya están operando en el mercado y que cuentan con un equipo propio, les ayudan a pasar a la siguiente fase apoyando su crecimiento. O, Hubs de innovación y asociaciones.

startups españolasEl objetivo de un Hub de innovación es crear sinergias entre personas y proyectos. Impulsar el avance de ideas y proyectos a través de charlas, talleres y otras actividades. Por otro lado, existen asociaciones dedicadas al networking que acompañan a los emprendedores en el desarrollo de sus proyectos. En España encontramos la Asociación Española de Startups, en colaboración con THECUBE Madrid; que trabaja para dar asesoramiento legal, tejer redes de contactos y mejorar la legislación de estos modelos de empresa.

 

Innovación

El modelo de negocio de una startup tiene en su base la innovación y la originalidad como elementos esenciales. Su objetivo es satisfacer una necesidad del mercado con una oferta que todavía no existe o mejorando un servicio que no está bien desarrollado.

 

Escalabilidad y ambición global

La escalabilidad consiste en que la rentabilidad de la empresa se pueda multiplicar con la misma inversión, es decir, que sean capaces de generar ingresos de forma más rápida de lo que crece su estructura. En una startup si la producción se incrementa un 50%, los recursos necesarios para que así sea no deben crecer más del 50% también. Por lo tanto, cuanto más ingresos se generan en una startup más se aumenta el potencial de generar beneficios muy altos.

En relación a la característica de la escalabilidad, la ambición de la mayoría de startups es global. Es decir, el modelo de negocio no se ciñe a un ámbito geográfico concreto.

 

Carácter tecnológico

que es una startup

Teniendo en cuenta que algunas de las características principales de una startup son la innovación, la escalabilidad y la ambición global; la tecnología es la mejor aliada para hacer crecer un proyecto así. El componente tecnológico respecto a un producto, un servicio, la distribución, el marketing, la contratación o la gestión es un denominador común en las empresas emergentes.

 

Fuentes de financiación

Las startups suelen comenzar  con una mínima inversión privada y el trabajo de los socios fundadores para cubrir todos los perfiles profesionales básicos para poner en marcha el negocio. Más tarde, una vez que la startup alcanza madurez y se encuentra en fase de crecimiento, se recurre a rondas de financiación particulares y privadas de inversores externos que confían en las posibilidades del proyecto.

 

Cultura empresarial

Compromiso, motivación, flexibilidad, confianza, creatividad y cercanía. Estas son las características principales de la cultural empresarial en este nuevo modelo de empresa. A diferencia con una empresa tradicional, las startups ponen principal hincapié en el talento, el individuo y el trabajo en equipo. En un proyecto como es una empresa que quiere hacerse un hueco a nivel global en el mercado, el nivel de exigencia y compromiso de los empleados en una startup debe ser muy alto. Sin embargo, esta cultura pone el foco en las personas como principal motor para conseguir los objetivos empresariales.

 

Modelo de negocio

Las ideas más disruptivas de la última década, como Facebook, Google, Airbnb, Blablacar o Uber empezaron como statups; sin embargo, a quién cree que ya no se pueden considerar como tal. Todas las características mencionadas anteriormente son necesarias para que una empresa emergente se considere una startup pero, ¿son suficiente para formar un modelo de negocio concreto? En etapas avanzadas donde una empresa factura un número importante de ingresos y beneficios, y además cuenta con un gran número de empleados, existe el debate de si estas compañías siguen siendo una startup por su estructura corporativa y forma de trabajar.

que es una startup

Hay numerosas startups que no cuentan con un modelo de negocio concreto o que incluso son vendidas antes de tenerlo, aunque compartan estas características. Uno de los ejemplos más significativos es la red social Instagram, comprada por Facebook por 700 millones de dólares. Instagram apenas contaba con ingresos pero tenía grandes posibilidades de crecimiento, innovación y expansión de la plataforma.

 

El futuro de una startup no se puede prever, algunas nacen como un complemento innovador a una idea que ya existe y que es comprada por una empresa más grande. Otras crean una nueva necesidad en el mercado a nivel global y se posiciona como una empresa consolidada, invirtiendo así el rol en el mercado entre las grandes compañías y las empresas emergentes.  Este es el caso de BlaBlacar, que el pasado noviembre anunció la compra de la compañía francesa Ouibus, propiedad de SNCF. Se trata de un paso en su estrategia de diversificación y crecimiento, introduciéndose así en el sector del autobús para aumentar la oferta de coches y autobuses que vayan lo más llenos posible en cada trayecto.

Sé el primero en recibir las noticias y eventos de THECUBE MADRID

Sé el primero en recibir las noticias y eventos de THECUBE MADRID

Política de privacidad

¡Gracias por unirte a la comunidad de THECUBE!

Sé el primero en recibir las noticias y eventos de THECUBE MADRID

Sé el primero en recibir las noticias y eventos de THECUBE MADRID

Política de privacidad

¡Gracias por unirte a la comunidad de THECUBE!

Sé el primero en recibir las noticias y eventos de THECUBE MADRID

Sé el primero en recibir las noticias y eventos de THECUBE MADRID

Política de privacidad

¡Gracias por unirte a la comunidad de THECUBE!