MIOTI THECUBEMadridLa transformación tecnológica que estamos viviendo y que vamos a vivir traerá consigo numerosos cambios. Ya estamos viendo cómo la tecnología está produciendo un giro en nuestra sociedad, tanto en la forma en la que nos relacionamos entre las personas como en la manera en la que nosotros nos relacionamos con ella para hacer nuestro día a día un poco más fácil. Por lo tanto hemos de ser conscientes de que toda esta tecnología de hoy, sumada a la del mañana, requerirá de unas habilidades y competencias por parte de las personas para poder facilitar su entrada en la sociedad de una forma más efectiva. Todo este proceso necesita de profesionales capacitados para ser parte activa de este cambio y precisamente este es uno de los objetivos con los que nace MIOTI (Madrid Internet Of Things Institute).

“En 2020 habrá 20.000 millones de dispositivos conectados a internet.” (Gartner)

¿Qué es MIOTI?

MIOTI es un instituto especializado en formación sobre internet de las cosas que busca formar a profesionales de la tecnología para afrontar la transformación digital real de las empresas.

¿Cómo enseñar a los profesionales del futuro?

MIOTI se caracteriza por tener una metodología educativa diferente y que aspira a cambiar las cosas. A través de su eslogan, “Make, build and learn”, esta escuela garantiza una formación en la que los alumnos puedan enfrentarse a casos reales desde el primer momento. El método “aprender haciendo” se va a materializar gracias a los 5 laboratorios con los que contará MIOTI, cada uno de ellos centrados en los principales verticales del sector IoT.

MIOTI — THECUBE: la conexión

MIOTI THECUBEMadridMIOTI estará dentro de nuestro edificio y nosotros estamos encantados de que así sea, porque ambos nos retroalimentamos y tenemos una clara conexión. MIOTI quiere ser parte activa del proceso de cambio de la sociedad formando talento y desde THECUBE queremos atraer el talento a nuestro edificio para que este se encargue del desarrollo de ideas que continúen transformando el mundo. Todo bajo la premisa del internet de las cosas, motivo por el cuál no podía faltar una conexión tan clara entre ambos.

Ahora ya conoces a la primera cara del cubo, la que quiere ayudar a imaginar el futuro siendo parte activa e integrándose como agente de educación en el que será un mundo conectado.