La pasada semana, IBM nos trajo un evento de esos que nos gustan, un encuentro pensado por geeks para geeks. Un hackathon siempre es una gran oportunidad para crear, innovar y, si es preciso, improvisar, pero también para aprender mucho y conocer gente increíble. Rock your IBM Cloud no decepcionó a nadie en ese sentido. Cumplió y supero las expectativas de los más de 70 desarrolladores que asistieron. Diferentes perfiles técnicos (y no tan técnicos) divididos en 13 equipos con un objetivo común: hacer el mejor uso posible de las herramientas Cloud de IBM específicas para interpretación de lenguaje natural, IA y machine learning y aplicarlas a casos de uso reales. Un verdadero reto tecnológico, sin duda, pero nada con lo que no puedan lidiar unas cuantas mentes inquietas.

La jornada se abrió con una comida para que los equipos comenzaran a conocerse y para asegurarse de tener las fuerzas necesarias de cara a afrontar un día intenso. A continuación, los mentores de IBM presentaron las distintas herramientas que los participantes tuvieron a su disposición, entre las que se encontraban, entre otras, Watson Assistant y Watson Knowledge Studio. La primera se trata de un asistente inteligente por voz que funciona gracias al sistema de Inteligencia Artificial Watson. La segunda proporciona una forma fácil y sencilla de transferir conocimiento de humanos a sistemas informáticos.

Los casos de uso debían basarse en uno de los siguientes datasets: opiniones de El Tenedor, letras de canciones y reseñas de películas. Los criterios de evaluación prestaban especial atención a la creatividad, la usabilidad del producto, su correcto funcionamiento y a la cantidad de servicios IBM Cloud utilizados durante su desarrollo.

Tras sentar las bases del hackathon, los equipos comenzaron a trabajar y durante algo más de dos horas estuvieron elaborando sus proyectos. Los mentores de IBM permanecieron atentos y ayudaron, dentro de unos límites, a solventar cualquier duda que pudieran tener a la hora de utilizar las diferentes herramientas.

A continuación, se procedió a la presentación de los proyectos. Cada uno de los 13 equipos contó con aproximadamente dos minutos para exponer sus ideas y trabajos, desde su concepción inicial hasta su funcionamiento final. Se elaboraron proyectos complejos, técnicos, divertidos y sorprendentes, sobre todo teniendo en cuenta el poco tiempo con el que contaron los desarrolladores para plantear sus propuestas.

El encuentro finalizó con la deliberación de los expertos de IBM y la difícil misión de escoger a un único ganador. Finalmente, un equipo formado por Joan Cuscó, Mónica Rivera, Andrés Hevia, Jose Ignacio Riaño y Javier Maraña Roldán, todos ellos empleados de Mapfre, se alzó con la victoria. Su proyecto, denominado Cyrano, es una aplicación que utiliza la IA Watson de IBM y que idea frases inspiradoras en función de las imágenes que publican los usuarios en sus redes sociales. Como recompensa, obtuvieron un kit de desarrollador de IBM, una membresía a su comunidad de desarrolladores, y la opción de obtener una beca del 30% para cursar cualquiera de los programas de formación ofertados por MIOTI.

Uno de los aspectos más notables y positivos del hackathon fue que, pese a que muchos desarrolladores no contaban con experiencia utilizando las herramientas cloud de IBM, prácticamente todos acabaron dominando los aspectos básicos, lo que demuestra su facilidad de uso y su gran versatilidad.

En THECUBE Madrid trabajamos para dar cabida a este tipo de eventos. Un hackathon de estas características reúne a verdaderos apasionados de la tecnología, crea sinergias, nuevas relaciones y es positivo tanto para los organizadores como para los asistentes. Gracias a IBM y a todos los que asistieron. ¡No vemos el momento de celebrar el siguiente!